Buscar
  • Especial Mente mama

Carta a mi hijo adolescente

Pasaron los años en un abrir y cerrar de ojos. Se que te lo digo a menudo pero que rápido creciste. Sabes, tu eras un niño de lo más tierno que había, estabas hermoso. De verdad te lo digo, no es porque fueras mi hijo, en la calle siempre me detenían para verte. Eras un bebé tierno, siempre compartías y no sabes como te encantaba abrazar. Abrazabas a quien se dejara. Fuiste creciendo y estuve a tu lado en cada cambio, cada proceso, cada partido de fútbol, cada visita al pediatra y el tiempo sigo pasando, no lo supe detener. Las mamás no estamos preparadas para este cambio tan radical, al menos yo no lo estaba. Por la ventana se fue ese niño sonriente y un día tocó la puerta un joven adolescente más alto que yo, con una voz tan grave que pareciera de un adulto. Será que ese adolescente eres tu? En sus ojos puedo ver recuerdos, destellos de infancia. Estas ahi dentro? No se si lo recuerdas pero pasábamos mucho tiempo juntos, en las madrugadas cuando no podías dormir siempre venias a mi, íbamos al parque, paseábamos al perro, lo metías a bañar contigo a la regadera, lo recuerdas? Recuerdas tus primeros días de escuela? Siempre ibas de mi mano y con un abrazo de oso nos despedimos en el salón de clases. Yo te decía que un pajarito amigo mío se quedaba entre los árboles cuidándote mientras estabas lejos de mi. Hoy ni siquiera caminas a mi lado en la calle. Eres más como un inquilino a quien le rentó la recámara junto a la mía. Un inquilino silencioso, solitario. En que momento paso esto? Será una etapa de la adolescencia? No lo sé de cierto. Al igual que tu esto es nuevo para mi. Espero poder hacerlo bien, te prometo hacer mi mejor esfuerzo en ser la mamá que necesitas ahora. Solo te pido que me tengas paciencia, que seas gentil con tus comentarios. Amor mío se usar el sarcasmo, seguramente igual de bien que tu, simplemente elijo no usarlo cuando hablo contigo. Cuando subas al coche y me veas que estoy haciendo pregunta tras pregunta, ayúdame un poco y no solo me respondas con un “sí” o un “no” y sobretodo y ante todo nunca olvides que te amo con todo mi ser.

12 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo