Buscar
  • Especial Mente mama

Ya Basta!

Para todos los papás de niños con Trastorno Déficit de Atención (TDAH) o para las personas que viven con dicho trastorno es muy difícil y molesto escuchar a la gente decir “yo también pierdo las llaves mucho, seguro tengo TDAH” o “Mi esposo siempre olvida hacer las cosas, el tiene TDAH” o “No se por que médicas a tu hija, mi hija también tiene TDAH y toma puras Flores de Bach”.


Antes que nada quiero pedirle a todos lo que juran tener TDAH que vayan con un especialista, hagan todos los estudios necesarios, reciban un diagnóstico y después griten al cielo que tienen TDAH.


Disculpen mi enojo pero ya basta! Perder el celular o las llaves se llama ser descuidado. Tomense el tiempo e investiguen, lean mis posts anteriores, hablen con alguien que fue previamente diagnosticado y ya después mediten si realmente creen tener TDAH. De verdad se los digo, no saben lo difícil y retador que es vivir con este trastorno y/o tener una hija(o) con este trastorno. Ojalá fuera algo tan simple como que perdieran las llaves o el celular.


También les pido que dejen de opinar y juzgar a los padres que decidimos medicar a nuestros hijos. ¿De verdad piensan que queremos convertirlos en zombies? ¿Creen que no queremos lidiar con ellos y por eso mejor los medicamos?


Hablo por muchas madres y padres que al igual que yo agotaron todas las posibilidades. Dejen de decirme que si medito bajo la luna va a mejorar, que si come muchos rábanos, que es falta de vitamina, que es falta de límites, que la lleve con el chochero o el ayurvedico o el naturista o el masajista. Creanme ya fuimos a todos e intentamos todo. Se que mucha gente quiere ayudar y se los agradezco pero la verdad de 20 que me vienen a decir su opinión, 2 quieren ayudar y los demás sólo están juzgando.


Al igual que los demás padres, mi hija es mi adoración, mi mas grande orgullo y si decido medicarla es porque necesita esta muleta para poder correr, me explico? Sin ella también camina pero mucho más lento y ella misma me pide que le dé el empujón.


Acabo de leer un artículo en donde un chavo de la universidad (que toma el mismo medicamento que mi hija) se da cuenta que le faltan 4 pastillas. Explica cómo el mundo se le viene encima pues en Estados Unidos los medicamentos controlados no los venden hasta que te terminas por completo el bote y esto lo saben por la fecha en la que compraste tu ultimo medicamento. El chavo habla de la ansiedad, miedo, estrés que siente pues sabe que sin su medicamento no funciona igual. Finalmente su compañero de cuarto le confiesa que tenia un examen muy importante y que tomo 4 pastillas para estar al cien.


El chavo describe perfectamente bien su impotencia, sus ganas de matar al compañero de cuarto pues para los que vivimos y entendemos sobre esto sabemos que el medicamento sirve para mucho más que pasar un examen.


Como dice el niño: “Necesito mi medicamento todos los días para ser una persona funcional, para poder tener responsabilidades. No puedo saltarme uno o dos días de medicamento pues es nocivo para mi cerebro. Cuando no lo tomo no hay poder humano que me haga escuchar a un profesor, no hay forma de que me pueda sentar y hacer un trabajo. No puedo dejar de hablar, aunque me escuchó y se que debo de dejar que otros hablen, no lo puedo hacer y esto hace que las personas se alejen de mi.”


No se vale que los padres de hijos medicados vivamos con pena y temor a ser juzgados. Necesitamos personas que nos animen, nos echen porras, nos apoyen y nos hagan sentir su empatía. De corazón les pido a todos los que no viven con este trastorno o con cualquier otro, que piensen antes de hablar, que se pongan en nuestros zapatos y en los de nuestros hijos.


Gracias!


0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo