Buscar
  • Especial Mente mama

¿Qué es Trastorno de Procesamiento Sensorial?

Actualizado: 15 may 2021

Trastorno de Procesamiento Sensorial o TPS es la inhabilidad de usar la información recibida por los 5 sentidos para poder funcionar fluidamente. En 1950 A. Jean Ayres, PhD. fue la primera en formar una teoría de procesamiento sensorial y enseñó a terapeutas ocupacionales como trabajar con esto. Muchos terapeutas ocupacionales continuaron su trabajo y gracias a esto hoy tenemos tanta información. Hay diferentes categorías y subtipos de este trastorno. Trastorno de Procesamiento Sensorial se categoriza en tres: trastorno de modulación sensorial, trastorno de discriminación sensorial y trastorno motora sensorial, estos se vuelven a dividir. Trastorno de Modulación se divide en: sobre sensible, sensorial bajo sensible y sensorial con necesidad de estímulo. Trastorno motora sensorial se divide en trastornos posturales y dispraxia. El TPS ocurre en el sistema nervioso central y cuando el procesamiento es desordenado, el cerebro no puede hacer su trabajo más importante que es organizar los mensajes sensoriales. El niño no puede responder a la información sensorial para comportarse de manera fluida y constante, también puede costarle trabajo usar la información sensorial para organizarse y por lo mismo le cuesta trabajo aprender cosas nuevas. Esta incapacidad de funcionar de manera fluida no es por que el niño no quiera sino más bien por que no puede. Muchos trastornos pueden parecerse y tener síntomas parecidos y esto hace más difícil dar un diagnóstico correcto. Muchos niños solamente tienen un TPS y otros van acompañados con Trastorno Déficit de Atención o Dificultades de Aprendizaje entre otros. Como dice una terapeuta a quien respeto mucho "Todos los niños con Trastorno Deficit de Atencion tienen un Trastorno Sensorial pero no todos los niños con Trastorno Sensorial tienen Trastorno Deficit de Atencion". Los niños con TPS tienen ciertos comportamientos en común: Les cuesta trabajo modular su estado de ánimo, pareciera que no pueden parar después de un estímulo, cosas lo pueden volver "enojado". Le cuesta trabajo dormir o mantenerse dormidos, sobretodo si el niño no cumplió con su cuota de movimiento o actividad durante el dia, pueden sentirse incómodos en su cama, la piyama les puede molestar o dar comezón. Tienen preferencia por comer cosas "crunchy" como tocino, galletas o solamente querer comida suave como yogurt o macaroni con queso o solo comida caliente o solo comida fria. Son niños que no se dan cuenta tan fácilmente cuando tienen sed, cuando tienen hambre o cuando ya están satisfechos. Se cansan rapidamente o no paran, son impulsivos y hablan fuera de lugar. Estos niños se resisten a conocer gente nueva o probar sabores nuevos, suelen ser necios y les cuesta trabajo separarse de sus padres, son inflexibles, irracionales y sensibles al cambio o al estrés.


Las posibles causas de este trastorno son: 1, genético si los padres o hermanos tienen esto. 2, circunstancias prenatales como si la madre fumó o consumió alcohol en su embarazo, si la madre sufrió un estrés emocional elevado 3, niños prematuros o con peso muy bajo al nacer 4, trauma al nacer debido a una cirugía o a falta de oxígeno o por una estancia prolongada en el hospital. En un estudio de terapeutas ocupacionales en Estados Unidos se dieron cuenta que el 80% de los casos son niños y no niñas los que tienen TPS.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo