Buscar
  • Especial Mente mama

¿Qué onda con los impulsos?

Me encanta como la autora del libro BRAIN HACKS, Laura Honos-Webb describe el tema de los impulsos:


Fuego. Apunten. Preparen. Eso es la impulsividad. Soltar el disparo y después repasar tus pasos para intentar investigar qué pasó y por qué.


La impulsividad es como un camaleón, se cambia de colores, se modifica y transforma y muchas veces no nos damos cuenta de que está ahí.


Impulsividad = comer de más, meter la pata al comunicarte, insultar “sin querer”, comprar cosas que no necesitas, comprar más de lo que puedes gastar, golpear a alguien, gritarle a alguien, hablar de mas, decir la respuesta sin que te llame el profesor, presionar el botón que claramente dice NO PRESIONAR. ¿Me entienden hacia dónde voy verdad?


Las acciones regidas por impulso no fueron premeditadas. Es hacer lo que se te da la gana en ese momento sin pensar en la consecuencia.


La impulsividad también es la fuerza detrás de adicciones de cualquier tipo, pues la naturaleza de las adicciones es dejarse llevar por las “ganas”, por el antojo, sin tomar una pausa o reflexionar en las consecuencias, aun cuando este comportamiento arruine tu vida.


Cuando vives dejándote llevar por tus impulsos, vives empujando los limites, ansioso, arriesgando. Aunque puede parecer divertido o “free spirit” en verdad a largo plazo termina siendo un problema y no solo para quien se deje llevar por sus impulsos pero para los que lo rodean.


Ejemplo:


Eric va camino a la Universidad y tiene suficiente tiempo para llegar a buscar lugar para estacionarse y caminar hasta el edificio donde tomará su primera clase del día. En el camino se cruza con un Starbucks, se detiene y se baja por una dona y un cafe. mientras está en la fila se da cuenta de que hay más personas de las que se imaginó. Mientras espera su adrenalina comienza a subir y se empieza a preocupar pues sabe que llegará tarde. Sale corriendo del Starbucks y maneja velozmente entre el tráfico. Para este momento va gritando los demás conductores, sudando y comienza a hacer excusas en su mente para inventar a su profesor.


Cuando comenzó su mañana y se subió a su carro iba tranquilo, con tiempo, en paz. Ahora está en plena ansiedad, sudando e inventando mil excusas.


¿Te suena familiar? ¿Por qué nos hacemos esto? Qué horrible sentimiento!


Creo que todos queremos sentirnos en paz, ¿cierto?


Les voy a dar un ejemplo personal. En mi Instagram me aparece una promoción que dice que solo por ese día habrá un descuento del 15% en la compra de tenis. En mi mente esto es como cuando los perros escuchan pasar a el cartero o el camión de helados. Es como una luz hermosa con brillantina y no quiero dejar de verla!!! Realmente siento una enorme necesidad de comprar esos tenis! LOS NECESITO y sobre todo CON EL DESCUENTO!!!


Lo que estoy aprendiendo es tomar una pausa y preguntarme en voz alta para causar mayor impacto: “Fernanda, respira, este sentimiento va a pasar, tienes un par de tenis en tu closet, espérate unas dos semanas y si sientes esa necesidad quemándote por dentro entonces te replanteas la idea de la compra”. Casi siempre me funciona.


Si comenzamos a bajar la velocidad de nuestro tren mental. Si vemos nuestra película como espectador, desde afuera y en “slow-motion” entonces logramos tomar una pausa antes de meter la pata.


Les digo una idea loquísima???


NO TENEMOS QUE REACCIONAR A TODO LO QUE PASA A NUESTRO ALREDEDOR y mucho menos como FLASH.


Tenemos que hacer conciencia acerca de nuestros pensamientos.


Metacognición significa tener conocimiento sobre nuestra conciencia o mejor dicho, conocer nuestros pensamientos.


Tener una urgencia por comerme un tercer pedazo del pastel es simplemente un antojo, un impulso. Como tal, si me siento y respiro y observo mis pensamientos y los dejó pasar, cómo las nubes… Eventualmente va a pasar.


Pruébenlo, les puedo asegurar que cada vez que no caigan en el deseo, en el impulso, en las ganas, se van a sentir invencibles!!!


Y cada vez que logren conquistar un impulso y otro impulso, será más fácil porque recuerden que la practica hace al maestro!

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo