Buscar
  • Especial Mente mama

¡Mi hijo se gradúa el miércoles!

No podría estar más orgullosa y feliz, después de ir dos veces por semana por año y medio a la terapia sensorial, mi hijo de 6 años finalmente se gradúa. Fue un proceso difícil y muy largo pues así como algunos días se subía al coche cantando y feliz habían otros en los que lo tenía que sobornar, convencer y rogar para llevarlo. Aun así con lágrimas, enojos, pateadas y berrinches finalmente me llamó la terapeuta y me dijo “Tu niño ha hecho un gran esfuerzo y el miércoles se gradúa”. Waw, es como si se graduara de Harvard.


Mi niño llego ahí con varios achaques, no toleraba etiquetas, separaba su comida en diferentes platos, no podía jalarle al baño por el sonido, se despertaba varias veces en la noche, no veía a la gente a los ojos y mucho menos podía saludar de beso, si le tocaban la cabeza se molestaba. Hoy mi casi graduado a aprendido a elevar su tolerancia, igual y no da beso a todos pero ya le pueden agarrar la cabeza, su comida toda va en el mismo plato y finalmente le jala al baño!!!


Siento una gran satisfacción y me da tanto gusto no haberme quebrado a la mitad del proceso.


Mi niño se bajaba del camión, entraba a mi casa pasaba al baño, a tomar agua y corrimos a la terapia. El horario no era fácil y siempre al salir se me queda dormido en el coche lo cual hace que su hora de comida y cena se empalmen. Encima de esto como sabemos a la gente le encanta opinar, meter su cuchara y por mas seguras o fuertes que seamos en momentos de debilidad dudamos. Dudamos que en verdad sirva la terapia y peor aún dudamos que en verdad nuestro hijo tenga algo. Después de escuchar a otras mamás, familiares y extraños decirme, “No será que solo es berrinchudo?, igual y con una buena nalgada le se quita” o el típico “En mis tiempos no existía tanta terapia, no tiene nada solo está consentido” . Tengo que aceptar que en momentos de debilidad me lo cuestionaba, dudaba de estar haciendo lo correcto y pues finalmente llegó el premio esperado, felicidades a mi niño y a todos los niños que el día de hoy hacen su mayor esfuerzo para salir adelante y sobretodo felicidades a las mamás que seguro al igual que yo pasan horas sin dormir pensando y dudando si están haciendo lo correcto. Escuchense y confíen en el proceso.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo